CRÍTICA: La Gran Belleza…el placer, la virtud…el pecado

Porrecorta2

CRÍTICA: La Gran Belleza…el placer, la virtud…el pecado

«La Gran Belleza»

Han pasado unas horas desde que salí del cine y a medida que me vienen las imágenes a la mente más ganas tengo de verla de nuevo. Horas después atas cabos, empiezas a enlazar y a sacar conclusiones sobre todos y cada uno de los planos de la peli. Hay mucho que contar y me apetece hacerlo. «La Gran Belleza» es un homenaje a Roma. La ciudad eterna queda retratada a través de una sociedad de artistas que reflexionan y viven constantemente con una copa de vino en la mano, un cigarrillo entre los dedos y mucha droga alrededor. Paolo Sorrentino ha retratado la Roma espiritual y la Roma más carnal. La del placer y la virtud. Un anuncio de 142 minutos donde la ciudad eterna aparece a sorbos. Como cada uno de los whiskys que se mete entre pecho y espalda el vividor Jep Gambardella (Toni Servillo).

Un fotograma de «La gran belleza»

Es un gran anuncio de los que sólo los italianos saben sacar partido. Para empezar la publicidad no se esconde. Aquí no existe lo subliminal. El cartelón de Martini del inicio es la primera muestra. Jamás recuerdo haber visto tal exhuberancia promocional en la gran pantalla. Los primeros 15 minutos del filme es pura fiesta. Alcohol, sexo, provocación, mujeres bellas, otras no tanto. Pero todos divirtiéndose y viajando casi místicamente al placer. He aquí el viaje que propone la pelicula. Jep Gambardella. Un escritor que cumple 65 años y que se resiste a envejecer. Aquí reside el hilo central de la peli. Vivir, intensamente, hasta el final. Con pocas reglas. Fantástica factura visual de la película que, con una ciudad como Roma, le permite lucirse. Sentirán la sensación continua de estar viendo un anuncio de moda. Ahí está la magia de la película. Un texto magistral. Riqueza léxica. Reflexión pura del protagonista en su viaje por el placer.

Otro fotograma de la película

«Rey de la mundanidad» se define el protagonista de la historia que con un verbo magistral nunca pierde la compostura. Siempre con su impoluto vestuario recorre fiestas ante el coliseo viendo la vida pasar. La película es un viaje ácido, crítico. Se atreve con esa ciudad que alberga al sumo pontífice y no es casual los colores de la indumentaria en la portada. La vida, la muerte. La fiesta, la risa, el descontrol. Todo en uno. Como la propia vida. Planos enfrentados sobre la vida del derroche y la vida austera. Porque cada ser humano sube las escaleras de su propio monumento en busca de la salvación.  ¿Donde está la gran belleza? La respuesta es mejor que la busquen ustedes. Yo ya tengo la mía. Se me olvidaba. No he querido mencionar en toda la crítica que La Gran Belleza ha obtenido el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en 2014. Tampoco he querido lanzarme a leer críticas antes de empezar a escribir. Quería dejarme llevar.

LA GRAN BELLEZA. Se proyecta en Manzanares el Jueves 27 de marzo a las 21.00 horas. en la Casa de Cultura dentro del ciclo «Otro cine, otras miradas»

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=T9H3KTeMILA&w=560&h=315]

firma juan pedro araque

About the author

recorta2 administrator